Víctor Manuel García

260px-victor_manuel_(mobile) arreglada

Víctor Manuel García (1897-1969)

 

Matrícula en la Academia de Bellas Artes de San Alejandro, La Habana, Cuba, y un año después es nombrado profesor de Dibujo. En 1925, las inquietudes por cambiar el sistema de la expresión artística en Cuba lo empujan a viajar por primera vez a Europa. Regresa a Cuba en 1927; en febrero del propio año organiza una muestra personal, en la Asociación de Pintores y Escultores, que sorprende con la relativa modernidad de la concepción. En mayo se integra a la nómina de quienes exhiben la Exposición de Arte Nuevo. Se convierte así en figura destacadísima del movimiento.

Viaja nuevamente a Europa en 1929 y pinta en París su óleo Gitana tropical, ejemplo del nuevo lenguaje: gama limitada de azules y grises con escasos toques de otros colores; un tipo de mujer exótica, obviamente mestiza, que mira fijamente al espectador, representación de un momento de austeridad en la pintura cubana.

Cuando regresa a Cuba, su estilo está definido y también sus temas: retratos, casi siempre femeninos, y paisajes. Todo enmarcado por un cierto postimpresionismo que va pasando de la austeridad cromática a las furias fauves de rojos y verdes que invaden sus obras de los años 40. Organiza exposiciones personales en la Universidad de La Habana (1945), la Asociación de Reporteros  (1951) y la Galería Lex (1956). Expone frecuentemente en los Salones Nacionales. En 1959 se organiza una exposición retrospectiva de su obra.